viernes, 10 de mayo de 2013

UNIDAD 2


REFERENCIA BIBLICA
1 Samuel 1:1-28 y 2:18-21

OBJETIVO DE LA LECCIÓN
Enseñar a los niños que cuando confiamos en Dios no somos avergonzados.

VERSICULO PARA MEMORIZAR
Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.” (1 Juan 5:14)

INTRODUCCIÓN
Educadora, lleve a la sala un saco de caramelos masticables. Comience este momento diciendo lo siguiente: Amiguitos, ¿quién aquí quiere ganarse unos caramelos? (Espere la participación). Todo mundo quiere ganar, ¿verdad? Siempre que alguien gana algo especial, las otras personas quedan llenas de voluntad de ganar también. En la historia de hoy, vamos a hablar sobre dos mujeres, y una de ellas quería tener algo muy especial que la otra tenía. ¿Vamos a saber lo que era? ¡Entonces queden atentos! (Educadora, de un caramelo para cada niño y comience la historia).

ANA PIDE A DIOS UN HIJO
Había una vez una mujer que se llamaba Ana, y ella era casada con Elcana. ¿Vamos a repetir los nombres de ellos? Ana y Elcana. De nuevo: Ana y Elcana. Felicidades, ustedes aprenden rapidito. En la casa de Ana vivía una mujer llamada Peniná. Amiguitos, Peniná era malvada (Haga una expresión seria), pues se quedaba riendo de Ana, solo porque tenia hijos y Ana no tenia porque estaba enferma. ¡Ahhh amiguitos! Ana quedaba muy triste y lloraba mucho (Haga una expresión de tristeza). ¿Vamos a imitar a Ana llorando? (Finja que esta llorando y pida a los niños que la imiten) Pero un día, Ana, su marido Elcana y Peniná, hicieron un viaje. ¿Saben a donde ellos estaban yendo? A la iglesia. ¡Que súper! ¿Vamos a imitar a ellos viajando? Pónganse uno tras otro en una fila (Educadora, de vueltas con los niños por la sala, después pida que se sienten y continúe la historia)
 ¡Listo! Ellos llegaron a la iglesia, y Ana hizo una oración (Coloque las manos cerca del corazón) diciendo así: “¡Ahh Dios! ¡Yo quiero tener un bebe. Si yo tuviera un hijo, voy a entregarlo en esta iglesia para ser un siervo del Señor, amen!” Después de eso, Ana regreso a la casa feliz y no lloro mas, porque sabia que Dios la había curado. Y fue eso lo que sucedió. Ella quedo embarazada y tuvo un niño llamado Samuel. Y cuando el creció un poquito, Ana lo llevo a la iglesia y lo dejo como un pastor. ¡Que súper! Samuel se quedo viviendo en la iglesia y aprendió las cosas de Dios. Pero Ana siempre iba allá a visitar a Samuel, le llevaba regalos y le daba ropas muy especiales a el.

CONCLUSIÓ
 Amiguitos, Ana oro a Dios pidiéndole ayuda y El le respondió. Ana creyó, confió y tuvo a su hijito, pero después tuvo a otros hijos. Cuando creció, Samuel se convirtió en pastor y Ana quedo muy feliz. Se dan cuenta amiguitos, debemos también orar con fe y nuestro Dios nos va a bendecir. ¿Vamos a decir su nombre? Dios, ¡eso mismo! Ana era una madre muy feliz. ¿Saben lo que dejara a su mama o responsable muy feliz también? Ella va a quedar muy feliz si ustedes fuesen obedientes y bondadosos. ¡Entonces vamos a aprovechar este mes de las Madres y pedir al Señor Jesús para que haga de ustedes niños obedientes que alegren a sus madres! Entonces cierren los ojitos porque vamos a orar por ustedes y por su mama o responsable. Educadora, ore con los niños.  
 



1 comentario:

  1. Que linda historia, Dios oye nuestras oraciones cuando pedimos con FE y de todo corazon.

    ResponderEliminar

Titeres para La clase

NOEMI Y RUTH Coloboro EBI Casablanca