sábado, 29 de marzo de 2014

UNIDAD N° 3


Un hombre planto una higuera en medio de su plantación de uvas. El cuido de ella con mucho amor y ella creció y quedo muy bonita. El Hombre pensó que ella daría muchos higos deliciosos, ya que, después de tres años, cuando Él fue a buscar higos no encontró ni siquiera uno, solamente hojas. El quedo tan triste que mando a su empleado a cortarla, pues creía que estaba solamente ocupando un terreno innecesario.

El empleado pensó que aún había una solución para aquel árbol, por eso pidió para su patrón que se la dejase cuidando un año más. Él iba a cavar alrededor de ella y colocar fertilizante, para cuidarla con cariño, si después de eso ella no produjera fruto, entonces podría cortarla.
En esta historia el dueño de la tierra representa Dios, la higuera somos nosotros, los frutos nuestras actitudes. Antes de conocer la palabra de Dios, hacíamos un montón de cosas herradas, ahora Dios espera que no lo hagamos más. Debemos arrepentirnos de nuestros errores, pedir perdón a Jesús y no hacer más cosas que le desagraden. Este es el fruto que Dios espera encontrar en cada uno de nosotros. El empleado de la historia representa a Jesús, Él siempre le está pidiendo a Dios para darnos una oportunidad, y cuida con amor a cada uno de nosotros. Por eso no debemos decepcionarlo.

Conclusión:
No se olviden, que nosotros somos una higuera plantada por Dios, tú que estas aquí escuchando y aprendiendo su palabra, porque Él te trajo, y todas las veces que El mirase su corazoncito desea encontrar buenos frutos, como: obediencia, amor, cariño, educación, etc. Un chico que se arrepiente de verdad de sus errores jamás volverá a ser malcriado y desobediente. Ustedes precisan mostrar a Dios que se arrepintieron de verdad, y solo cambiando tu manera de actuar con tus compañeritos y con las personas más grandes podrás mostrar para Él y para todos que ahora eres un niño de Jesús.
 

domingo, 23 de marzo de 2014

PROYECTO ACOGER REGIÓN BUCARAMANGA

Las educadoras de la región de Bucaramanga, continúan trabajando para llevar alegría a los niños.

MENSAJE PARA LAS EDUCADORAS

Respeto orgullo y honor...
es lo que sienten los soldados de la patria por sus uniformes… al leer esta frase me quede pensando como estas personas aman sus uniformes. Me acorde cuando inicie en la iglesia, soñaba con estar sirviendo a Dios, me imaginaba vestida con ese lindo uniforme, miraba para las obreras y educadoras, y las veía tan lindas  ellas inspiraban respeto, ellas fueron un ejemplo para mi.  Dios coloco en mi corazón el deseo de servirlo y fue entonces que decidí empezar ahorrar para mi uniforme, porque sabia que en el momento que menos esperaba llegaría la bendición de ser levantada a obrera. Cuando llego el día, yo ya tenia  para encomendar mi uniforme, estaba lista. Yo di prioridad a mi uniforme, porque sabia de su valor e importancia.  Ya han pasado 15 años y para donde voy  llevo mis uniformes por que se que Dios me usara y los necesitare siempre.  Amiga educadora, que significa para ti el uniforme? Le has dado prioridad, porque somos mujeres soldados del ejercito de Dios, y tenemos que estar siempre listas.

Dios las bendiga siempre.

Viannis Arias.

sábado, 22 de marzo de 2014

UNIDAD N° 2 LA GRAN FIESA

Jesús contó la historia de un hombre muy rico que decidió hacer una gran fiesta para sus amigos. Pero esta fiesta no era común, sino una ¡súper fiesta! La mesa era tan grande que no se podía ver donde terminaba.
En ella habían muchos tipos de comida: postres, jugos, gaseosas, dulces, helados… pero ni todos podían participar de esta fiesta; solo personas importantes o que fueran familia de aquel hombre rico.
Él envió a su siervo a invitar a sus amigos y parientes. Pero al hacer la invitación, todos dieron una excusa para no ir a la fiesta. Cuando el siervo volvió con la respuesta, el hombre quedo muy triste, pero decidió hacer la fiesta aun así, solo que esta vez, en vez de invitar a sus conocidos, el pidió para llamar a todas las personas: pobres, enfermos, ciegos, en fin, todos Aquellos que ni imaginaban que un día podrían entrar en aquel bello palacio. Ellos quedaron tan felices, pero tan felices, que inmediatamente aceptaron la invitación.
Y así la gran fiesta sucedió y el palacio de aquel hombre quedo lleno de personas.

Conclusión:
Saben chicos, cuando Dios envió a Jesús, Él también hizo una invitación para el pueblo de Israel, pero ellos no quisieron aceptar. Entonces, Jesús vino hasta nosotros y nos invitó a entrar en el Reino de Dios, y todos los que Lo aceptan son llamados hijos de Dios y tienen el derecho de disfrutar de todo lo que Él tiene. hasta de vivir con Él para siempre en su palacio, allá en el cielo.


jueves, 13 de marzo de 2014

UNIDAD 1 EL GRANO DE MOSTAZA


Al Señor Jesús le gustaba mucho contar historias. Un día, para hablar sobre el Reino de los cielos Él uso una semilla bien pequeña, pero muy pequeña. Eran semillitas de mostaza. ¿Quién aquí ya vio semillitas de mostaza? Muestre para los niños la semillitas. Entonces, aquí en nuestro país tenemos ese tipo de mostaza, y su semilla también es bien pequeña, pero la diferencia es que la semilla que Jesús hablo en su historia era la mostaza de la región de Palestina, un país bien distante de aquí. Ella, después de plantada, crecía y se tornaba en un árbol bien grande, pero tan grande, que hasta los pajaritos hacían nidos en ella. El Reino de los cielos es así. Cuando abrimos el corazón para que Jesús, una semilla llamada fe es plantada dentro de nosotros. Con el tiempo, participando de la Ebi, escuchando y obedeciendo la Palabra de Dios, ella crece y nos va transformando lentamente, ahí dejamos de hacer las cosas erradas que hacíamos antes como mentir, pelear, desobedecer… tan diferentes que nuestros compañeritos perciben y quieren ser como nosotros. La fe también nos ayuda a vencer todos los problemas.



Conclusión:
Es muy importante que tengamos fe y aunque ella sea pequeñita como un grano de mostaza, ella puede ayudarnos en los momentos difíciles. Quien desea tener mucha fe, ¡levante la mano!


REVISTA DEL EDUCADOR - MARZO

Viviendo una nueva vida.
Durante todo este año estaremos enseñando a los
niños a través de las parábolas. En este mes tendremos la del Grano de Mostaza, La gran fiesta, la higuera sin frutos y la parábola del fariseo y del
publicano .
Estas historias traen lecciones valiosísimas
para la vida de los niños.
Las parábolas despiertan la imaginación, la capacidad de relacionar ideas, de hacer síntesis y reflexión. Torna la verdad más clara y trae valores. A través de estas historias los niños aprenderán a tener fe, a respetarse los unos con los otros, valorar las cosas espirituales y abandonar los malos hábitos.
Educadora haga uso de este recurso simple y eficaz utilizado por el Maestro de los Maestros, el Señor Jesús, y llegue al corazón de los niños con la palabra de Dios.

El de servicio, en servir; el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con generosidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría. Romanos 12 - 7

sábado, 8 de marzo de 2014

VAMOS EN ESA FE - DECIDIDOS!


Por causa de la indecisión  de muchas personas, el mal se aprovecha y destruye sus vidas y muchos  de  nuestros niños han vivido en hogares donde los padres son víctimas de esa indecisión . Por eso es importante enseñar a los niños y adolescentes a ser decididos también en las cosas espirituales. En estos días vamos a concientizarlos  que  Dios está listo para  guerrear por  aquellos   que están decididos a  servirle  con fidelidad. No sirve de nada vivir desagradando a Dios y esperar  que El nos de la victoria. Vamos a llevar a los niños y teens a esa fe inteligente.

y dijo: Oíd, Judá todo, y vosotros moradores de Jerusalén, y tú, rey Josafat. El señor os dice así: No temáis ni os amedrentéis delante de esta multitud tan grande, porque no es vuestra la guerra, sino de Dios. 2 Cronicas20 -15

UNIDAD N° 5 - DIOS LIBRA A PABLO DE LA MUERTE

 
Pablo se embarcó para la ciudad de Sidón. Era invierno y la navegación era muy difícil, la única forma era hacer una parada en la isla de Creta. Al ver el mal tiempo, Pablo aconseja permanecer en la isla hasta que el clima mejore, pero no le hicieron caso y continuaron el viaje.
De repente ¡wow! Hubo una tremenda tormenta, una terrible tormenta en el mar. El viento comenzó a empujar el barco violentamente y el buque se
perdió. Ellos hicieron todo lo posible para mantenerse a flote, e incluso tiraron toda la carga de la nave, pero fue en vano. Los miembros de la
tripulación de la nave estaban aterrorizados, y sin ninguna esperanza de ser
salvado. Imaginen el escándalo que había en ese barco, siendo lanzados de un lado a otro. Entonces Pablo se levantó y les dijo: Deberías haber
escuchado a mi consejo y quedado en la isla, así no sufrirían tales pérdidas. Pero no se desanimen, nadie va a morir, sólo se perderá el barco. La
tripulación se preguntaba cómo podía estar tan seguro de lo que decía. Es
que el ángel del Señor le había dicho a Pablo que él estaría delante de la presencia del emperador de Roma, y que Dios, en su infinita misericordia,
salvaría la vida de todos los que viajaban con él. ¡Miren que maravilla niños! Debido a que Pablo estaba en ese barco, la vida de todo se salvaría. Pablo
animó a todos y les aconsejó que comieran, porque ya teníamos un par de días que nadie comía nada. Pablo, tomando el pan, lo bendijo y lo distribuyo
entre todos. Al amanecer, cortaron las amarras del barco y lo dejaron
perderse en las olas del mar. Había doscientas setenta y seis personas en el barco, y los soldados querían matar a todos los prisioneros para que no
escaparan. Pero el oficial, queriendo salvar a Pablo, no los dejo. Vieron niños, una vez más, por la fidelidad de Pablo, nada malo le sucedió. ¡Qué
bueno es ser fiel a Dios ! , ¿no es así ? La orden fue dada para todos para
saltar del barco y, en tablas, nadar hasta la orilla de la playa, ¡Menos mal! Ellos nadaron, nadaron, y como Pablo lo había determinado, todos llegaron
sanos y salvos a la playa.
Gracias a Dios, los isleños los recibieron con mucha amabilidad e incluso
hizo un fuego para calentarlos del frío. Pablo estaba recogiendo unos leños para poner en el fuego, cuando de repente gritó. Una serpiente le había
mordido. El sacudió la serpiente y la tiró al fuego. Los isleños parecían
asustados y pensaban que se hincharía, y se moriría porque la serpiente era venenosa y su picadura era mortal. Los presos y los isleños escucharon con
atención a la predica de Pablo, porque vieron que Dios los libro del naufragio y de la mordedura de serpiente. Más tarde, Pablo visitó a un hombre que
estaba enfermo y fue sanado en el nombre de Jesús. Al ver estas señales,
todos los enfermos de la isla comenzaron a buscarlo. Días después, Pablo y los tripulantes partieron para Roma, y el hablo de Jesús para las personas.
Pablo confió en que Dios cuidaría de él, y Él lo cuido.
Conclusión Pablo era un valiente soldado de Cristo, quien llevo la Palabra de Dios para todos los lugares y guardo su Fe hasta el fin. Nada ni nadie podría desanimarlo, ni hacerlo desistir de predicar el evangelio. Dios quiere usarnos para hablar de su Palabra a otros, tal como uso a Pablo, y Él estará con nosotros en todo momento ayudando y librándonos de todo mal que trate de evitar que este plan se cumpla. Pablo era un hombre muy utilizado por Dios, y debemos estar dispuesto a también ser utilizados, así como Pablo, amén niños.

UNIDAD 4


Cubo Magico

Colaboro EBI Candelaria