sábado, 22 de febrero de 2014

HORA DE LA HISTORIA - LOS VIAJES DE PABLO


UNIDAD N°3

Los viajes de Pablo
Los Judíos de la ciudad de Listra animaron a la multitud a apedrear a Pablo.

¡Qué gran Maldad! Lo llevaron fuera de la ciudad, porque pensaban que estaba muerto. Pero cuando los discípulos se reunieron a su alrededor, él se levantó y entró en la ciudad de nuevo. Como Pablo era perseverante. Al día siguiente, Pablo y Bernabé fueron a la ciudad de Derbe. Al llegar allí predicaron la palabra de Dios, y muchos habitantes de la ciudad se

convirtieron. Después de eso, se embarcaron para varias ciudades, y siempre dando fuerzas y alentando a los cristianos. Ellos enseñaron que había que esforzarse por entrar en el reino de Dios. En cada Iglesia y ciudad que pasaban, elegían a hombres para predicar el evangelio, ayunaban y los entregaban a Dios, hacían reuniones en las iglesias, siempre cumpliendo la misión que Dios ordeno. El viaje misionero de Pablo no se detiene ahí: ahora tenía un nuevo equipo, Silas y Timoteo.

En aquellos días, los viajes eran muy difíciles, porque se hacían a pie, a caballo, en burro o el barco, pero esto no desanimaba a Pablo. Fueron por

las regiones de Siria y Silicia visitando las iglesias y alentando a los nuevos convertidos. Y allí estaban ellos, felices y contentos predicando el evangelio, levantando obreros y líderes de las nuevas iglesias que se estaban abriendo. Cada día, las iglesias eran más fuertes en la fe y el número de convertidos

cada vez mayor. Pablo era un hombre muy obediente a Dios, y donde el Espíritu Santo lo mandaba, el iría inmediatamente. Cuando llegaron a la ciudad de Filipos, conocieron una mujer llamada Lidia, vendedora de ropa fina que temían a Dios. Ella y toda su familia fueron bautizadas, y hospedo en su casa a los jóvenes misioneros con gran alegría.

Muchas personas en esa ciudad fueron curadas y liberadas, entre ellos una

joven esclava que adivinaba el futuro, cuyos propietarios la utilizaban para hacer dinero. La pobre muchacha estaba dominada por los malos espíritus y todos los días seguía a los discípulos diciendo que eran siervos de Dios. Pablo, disgustado con la situación, liberó a la chica. ¡Wow! Los dueños de la esclava estaban furiosos con Pablo y Silas, y los llevaron hasta las autoridades. Ellos fueron azotados y encarcelados. ¡Qué gran injusticia! Los jóvenes fueron detenidos por predicar el evangelio. Pero Dios tenía un plan en todo eso.

A medianoche, ¿saben lo que ellos hicieron, chicos? Comenzaron a cantar y orar a Dios, cuando de repente, el suelo empezó a temblar. Sí, era un terremoto. Las cadenas que unían a Pablo y Silas estaban rotas y las puertas de la cárcel se abrieron. El carcelero, al despertar, viendo las celdas abiertas, quedo desesperado y con miedo de que los presos hubiesen huido. Su

Desesperación era tan grande que sacó su espada, pensando en quitarse la vida. Pero Pablo clamó a gran voz: No te hagas daño a ti mismo, no huimos, ¡estamos todos aquí! Entonces el carcelero se arrodilló delante de Pablo y le preguntó: ¿Qué debo hacer para ser salvo? Pablo respondió: "Cree en el Señor Jesucristo y será salvo, tú y tu casa. " ¡Qué maravilla! ¿Sabes lo que pasó? El carcelero y toda su familia escucharon la Palabra de Dios y fueron bautizados en el nombre de Jesús. La alegría de esta familia fue tan grande, llevaron a Pablo y Silas a su casa, comieron juntos y demostraron una gran alegría por haber creído en Dios. Ellos regresaron a la cárcel y se quedaron hasta el amanecer. Por la mañana, Pablo y Silas fueron liberados.

Conclusión Vean, chicos No fue en vano que Pablo y Silas fueron arrestados, pues era necesario estar allí para que el carcelero y su familia escucharan la palabra de Dios y aceptar a Jesús. Pero eso sólo sucedió porque ellos no murmuraban, no estaban enojados por haber sido arrestado, ni tenían miedo, por el contrario, alabaron a Dios y cantaban todo el tiempo. ¿Se imaginan si hubieran escapado? Esa familia perdería la oportunidad de escuchar la Palabra de Dios. Pablo y Silas estaban seguros de que Dios nunca los abandonaría ni dejarlos solos. Al ver aquella familia alegre y feliz de conocer a Dios, Pablo y Silas se animaron cada vez más a hablar de Jesús, no se cansaban ni tenían miedo de ser arrestado de nuevo, después de viajar a otras ciudades. Hagan como Pablo: hablen de Jesús para la gente, y no se cansen, ni tengan miedo, porque Jesús estará con ustedes en todo momento, pueden estar seguro de eso.


lunes, 17 de febrero de 2014

HORA DE LA HISTORIA UNIDAD N°2


UNIDAD N° 2

Saulo cambia de nombre y se convierte en pastor Saulo estaba en camino para Damasco cuando tuvo un encuentro con el Señor Jesús. Saulo, que ahora se llamaba Pablo, comenzó un gran viaje por varios lugares, junto con Bernabé, anunciando la palabra de Dios.

Cuando llegaron a una ciudad llamada Chipre, el gobernador los llamo, pues deseaba oír la palabra de Dios. Un joven que era mago trato de intervenir, pero Pablo lo reprendió. El gobernador creyó en Jesús y quedo maravillado al oír la palabra de Dios.

Pablo y Bernabé siguieron su viaje y, llegaron a una ciudad llamada Antioquia, fueron para la sinagoga y comenzaron a hablar de Jesús para todos los judíos, anunciando que El murió en la cruz y resucito para librarnos del pecado. A los judíos les gusto mucho y hasta los invitaron a volver. La noticia se esparció por toda la ciudad, y todos querían oír la predica de Pablo. Vean niños, ¡que maravilla es tener una nueva vida en Cristo Jesús! La paz, la fe, y la alegría que estaba en el corazón de Pablo, podía ser visto por todos lo que lo escuchaban.

Los líderes judíos quedaron con celo de Pablo y comenzaron a hablar mal de él. ¡Qué feo! Pablo y Bernabé dijeron que predicaron primero a los Judíos, porque Jesús vino primero a ellos. Pero, cómo no aceptaron, comenzaron a predicar a los gentiles. ¿Ustedes saben quiénes son los gentiles? Son todos los que no nacieron en Israel. Ellos estaban muy contentos por poder escuchar el mensaje de la salvación, y creer en Jesús. Debido a que la palabra de Dios se extendió, los líderes religiosos estaban muy enojados y obligaron a Pablo y Bernabé a abandonar la ciudad Siguiendo el viaje ellos llegaron a una ciudad llamada Listra, ahí muchos de los que oyeron acerca de Jesús eran adoradores de otros dioses, al ver a Pablo y Bernabé que en el nombre de Jesús sanaron a un paralítico, pensaron que eran dioses, y querían ofrecer sacrificios para ellos. Pero Pablo y Bernabé les reprendieron diciendo: No hagan eso, somos hombres como usted y nosotros estamos predicando el evangelio para que abandonen la idolatría y se conviertan a Dios vivo, que hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que allí hay. Después de estas palabras, y con gran dificultad, se las arreglaron para convencer a la gente. Sin embargo, algunos hombres religiosos influyeron en la multitud contra Pablo para apedrearlo, con el fin de matarlo, pero fracasaron. Ellos continuaron su viaje felices, hablando de Jesús, animando a todos con su fe y abriendo iglesias para los que se convertían.

Conclusión Pablo y Bernabé tenían mucha disposición y alegría para hablar de Jesús. En todos los lugares que pasaban, ellos no miraban para las dificultades, ni tenían miedo de hablar del Dios vivo. Y ustedes niños, ¿también tienen disposición y alegría para hablar de Jesús en todo lugar? En casa, para sus familiares; en la escuela, para los amigos... hable de Jesús, no tenga miedo ni vergüenza de decir para las personas que solo Jesús es el camino, la verdad y la vida.


 

sábado, 8 de febrero de 2014

LA CAIDA DE SAULO

Saulo era un hombre religioso que le gustaba perseguir a los cristianos por que no creía lo que ellos predicaban. Cuando Esteban fue apedreado, el presencio y estaba de acuerdo con todo. Saulo buscaba acabar con la Iglesia de Jesús. Entraba de casa en casa, para arrestar a hombres y mujeres, y llevarlos a la cárcel. Vean, niños, como este joven Saulo era malo y cruel.
Un día, el decidió ir para la ciudad de Damasco para tomar una autorización con los sacerdotes para arrestar a los cristianos. El siempre buscaba un
 
motivo más para perseguir a los seguidores de Jesús. Cuando estaba a camino, una fuerte luz ilumino sus ojos al punto de hacerlo caer. De repente, el escucho una voz diciendo: ¿"Saulo, Saulo, porque Me persigues?" El, no consiguió reconocer la voz, y pregunto quién era. ¿Saben quién estaba hablando con Saulo, niños? Jesús.
El no reconoció Su voz porque realmente no Lo conocía. Jesús amaba a Saulo como ama a todos nosotros, mismo siendo pecadores, y tenía un plan en la vida de él. David era un simple pastor de ovejas. El pastoreaba las ovejas de su padre con dedicación y mucho amor. Dios no tuvo dudas al escogerlo para ser el rey de Israel, pues alguien tan celoso y cuidadoso con las ovejas actuaria de la misma manera con su pueblo.
Saulo nunca había visto a Jesús, ni siquiera lo conocía, ¿como podía perseguirlo? Pero Jesús le explico que cuando el perseguía un cristiano, estaba persiguiéndolo a El. Los compañeros de viaje que estaban con Saulo quedaron sorprendidos y mudos, porque oían una voz, pero no conseguían ver nada. Ah! Que grande susto debe haberse llevado Saulo al oír aquellas palabras. En el mismos instante el entendió que Jesús Cristo murió para librarnos del pecado, resucito y está vivo. Saulo entendió que Jesús era el único Camino para la salvación, Lo acepto de corazón y fue totalmente transformado. La luz en los ojos de Saulo fue tan fuerte que el no conseguía ver nada y quedo así por tres días.
Los amigos de Saulo lo agarraron de las manos y lo llevaron a la ciudad de Damasco. El Señor Jesús hablo con Ananías, uno de sus discípulos, para que fuese a la casa de Judas al encuentro de Saulo para curar su suegra. Ananías quedo asustado, pues escucho hablar de las maldades que Saulo cometía con los cristianos, pero el Señor Jesús le explico para el que Saulo ahora era un hombre transformado, y que iría a hablar de El para otras personas. ¿Qué gran transformación ocurrió en la vida de Saulo, no es cierto niños? El, que tanto persiguió a los cristianos, ahora amaba y
deseaba hacer también la voluntad de Dios. Jesús transformo totalmente su vida. Después de que Ananías se fue, Saulo luego corrió a hablar de Jesús para otras personas. Por causa de eso, el también pasó a ser perseguido y tuvo que huir de la ciudad, lo bajaron por el muro en una canasta, pero lo hizo con alegría. Niños Jesús transformo el corazón de Saulo, y el, de perseguidor, paso a ser perseguido por amor a Jesús.

Conclusión Cuando entregamos nuestra vida para Jesús, somos totalmente transformados y pasamos a ser convertido y nos tornamos hijos de Dios. Saulo, aquel que hacia cosas horribles con los cristianos, ahora entendía por qué ellos insistían tanto en anunciar a Jesús como Salvador, sin miedo a ser perseguidos: Porque la alegría de salvación inundaba sus corazones. Jesús lo perdono de todas las cosas equivocadas que había cometido, y el paso a vivir una nueva vida.
 

viernes, 7 de febrero de 2014

VIVIENDO UNA NUEVA VIDA

Este mes estaremos enseñándoles a nuestros niños la bella historia de Pablo, un hombre que paso de ser perseguidor de los cristianos a perseguido por causa de la Palabra de Dios, él con toda la fuerza y coraje logro alcanzar su objetivo que era ganar almas para Jesús, podemos decir que Pablo fue el pionero en la evangelización.
La revista que este mes tiene cinco unidades, relata la trayectoria de la vida misionaria de Pablo: su conversión, sus luchas ante el pueblo y las autoridades, las persecuciones que le llevaron ante los tribunales, la perseverancia para alcanzar sus objetivos, los libramientos dados por Dios y su dedicación al evangelio.

En esta edición como hecho primordial es ser ganador de almas para el reino de los cielos, concientizando a los niños al respecto de la importancia que ellos tienen para Dios y de su papel también como ganador de almas.

"…Y el que gana almas es sabio" (Proverbios 11.30)

Cubo Magico

Colaboro EBI Candelaria