sábado, 10 de agosto de 2013

UNIDAD 4





REFERENCIA BÍBLICA
Romanos 12:2 y Jonás 1, 2, 3 y 4

OBJETIVO DE LA CLASE
Enseñar a los niños que solo conseguimos comprender la voluntad de Dios para nuestra vida cuando cambiamos nuestra mente.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR
“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.” Romanos 12:2

INTRODUCCIÓN
Educadora, comience este momento mostrando para la clase su Biblia. Escoja un niño (a) y pida que el o ella cierre los ojos. Cerciórese que no este mirando. Esconda la Biblia y pregunte al niño (a) donde esta la Biblia (Espere la participación) Si el o ella demora en descubrir entonces usted le dice donde la escondió. Concluya diciendo lo siguiente: Están viendo niños, nosotros podemos jugar a esconder objetos e incluso escondernos nosotros mismos, sin embargo ¿será que conseguimos escondernos de Dios? Sera que es posible huir de El? En la historia de hoy vamos a conocer a un hombre que intento huir de Dios. ¿Vamos a saber lo que sucedió? Entonces quédense quietecitos que ya va a comenzar.

LA PERFECTA VOLUNTAD DE DIOS
Había una vez, un pastor llamado Jonás. Vamos a repetir el nombre de el, Jo-nás! Eso mismo, ustedes aprenden rapidito. Un día, Dios mando al pastor Jonás a ir hasta la ciudad de Nínive. Dios quería que el enseñara Su Palabra para las personas de aquella ciudad, pero Jonás no quería enseñar, pues a aquellas personas no les gustaba el pueblo de Jonás. Que cosa fea, ¿no es verdad amiguitos? Caerse mal uno con el otro.

Entonces Jonás huyo, pues no quería hacer la voluntad de Dios. El pago el pasaje y fue a viajar de barco para otro lugar. Amiguitos, cuando el pastor Jonás estaba dormido, vino una lluvia muy fuerte y el barco caso se volcó. Los hombres que estaban con el en el barco quedaron con mucho miedo (Educadora, haga una expresión de preocupada) y levantaron a Jonás. El sabia que aquello que estaba sucediendo era culpa de el. ¿Saben lo que sucedió? niños, Jonás fue tirado al mar. ¡Que peligro! ¿verdad? Amiguitos, solo entren en el mar o en una piscina si un adulto estuviere con ustedes, ¿entendieron? Y un gran pez se trago a Jonás. El pastor Jonás quedo dentro de aquel pez por tres días (Educadora, muestre tres dedos a los niños). Pero allá adentro del pez, el pidió disculpas a Dios y hablo que iba a obedecerlo cuando saliera del pez. Entonces, el pez vomito al pastor y el cayo en la arena de la playa. Después el fue para la ciudad de Nínive y hablo de la Palabra de Dios para aquellas personas.

CONCLUSIÓN
Amiguitos, al inicio Jonás no quería obedecer a Dios, sin embargo después que salió de la barriga del pez, el Le obedeció. Amiguitos, nosotros debemos ser obedientes para que podamos tenerlo siempre cerquita de nosotros. Quién aquí será un niño obediente, diga ¡“yo”! ¡Esta ligado!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARCO PARA COLGAR

Queridas educadoras, tenemos esta sugerencia como recuerdo, se trata de una imagen que pegamos sobre fomi y colocamos un listón para que l...