sábado, 10 de mayo de 2014

UNIDAD 1

En todos los lugares que Jesús pasaba, una multitud lo seguía. Entonces el aprovechaba y enseñaba respecto

de muchas cosas, inclusive del Reino de los cielos. Un día El, lo comparó con un hombre que plantó una semilla en la tierra y el tiempo fue pasando, pasando y la semilla fue brotando, pero el hombre no sabía cómo es que eso estaba pasaba. Lo único que él sabía es que la tierra estaba ayudando a la semilla a desarrollarse. Es interesante, no? La semillita va creciendo, se va desenvolviendo y ni vemos como todo pasa, lo único que
conseguimos ver es que cuando nosotros plantamos un grano de arroz, primero nace la planta, enseguida las
espigas y por último las semillas en las espigas. Y cuando las espigas están llenas de granos, ahí sabemos que están en la época de la cosecha. A través de este ejemplo, Jesús quiere enseñarnos que, cuando llegamos en la iglesia, oímos la palabra de Dios y comenzamos a hacer lo que Él nos enseña, comenzamos a dejar la desobediencia, la mentira, las malas palabras y todo lo que entristece a Dios. Sin darnos cuenta empezamos a orar, ser obedientes y agradar a Dios. ¿N o es así que acontece con la semilla? Ella cae en la tierra y
es recibida por ella como una madre, así como la iglesia nos recibe. Hablando de mamá, ¿ustedes sabían que lo mismo acontece con nosotros en su vientre? ¡Exactamente! Antes de nacer, somos como una semilla en el vientre de mamá. A través de ella recibimos el cariño, el amor y todas las vitaminas necesarias para que podamos desarrollarnos con mucha salud. En la medida que recibimos las vitaminas, nuestro cuerpo se va formando, formando hasta llegar la hora de nacer.
CONCLUSIÓN
La tierra es importante para la semilla, así como la iglesia es importante para nosotros, pues es a través de esta madre espiritual es que aprendemos sobre Dios y no transformamos en lindos árboles llenos de frutos. Y no se olviden, amar mucho a su mamá, sea la que lo trajo al mundo o apenas la que lo crio, pues es ella que cuida de ustedes con mucho cariño y amor.

CHARLA DIVERTIDA
Lleve para la salita ilustraciones de mujeres embarazadas en diferentes fases de gestación y pedazos de papel para que los niños escriban. Muestre la figura en el inicio del embarazo. Ella está embarazada pero el bebé esta pequeño dentro de ella. Ahora está desarrollándose (muestre la figura de la mujer en la mitad del embarazo). ¿Ahora qué piensan? (espere sus respuestas y muéstreles la figura de la mujer en el final del embarazo). Esta foto muestra la última fase, cuando el bebé está por nacer. Así como él se va desarrollando en el vientre de la madre, nosotros también debemos crecer y desenvolvernos en la iglesia. No podemos llegar a la iglesia llenos de maldición, de desobediencia, mentiras y continuar de la misma forma. Tal vez usted se está preguntando: educadora, ¿qué es crecer con Dios? ¿Es crecer de tamaño? Crecer con Dios es practicar lo que la
biblia nos enseña. Cuando usted consigue dejar de hacer las cosas erradas, usted estaba creciendo con Dios (muestre el versículo de la semana) así como dice este versículo. Nosotros necesitamos crecer como una semilla en la casa de Dios, pero para eso es preciso dedicarse, aprender los versículos de la semana, leer la biblia en casa con papá y mamá ¿Quién aquí practicaba cosas erradas y ahora no las práctica más? (Deje que ellos cuenten sus experiencias). Distribuya los papeles cortados y pida para que ellos escriban las cosas erradas que están haciendo y desean dejar de hacerlas. Marque con ellos un propósito de oración durante la semana. Todos deberán estar orando con el pedido en las manos al despertar, a la hora de almuerzo, y al dormir. Auxilie a los niños que aún no saben escribir y no se olvide, pasados los días preguntar las bendiciones del propósito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Titeres para La clase

NOEMI Y RUTH Coloboro EBI Casablanca