miércoles, 30 de septiembre de 2015

PODER DE LA ORACIÓN

                                            OCTUBRE

Objetivo de la lección: (((PODER DE LA ORACIÓN)))

OBJETIVO: Mostrar que la fe es el canal que nos comunica con Dios. Enseñar a los niños que debemos estar siempre ejercitando la fe. Y a través de la oración creemos que a su tiempo, Dios responderá.

LECCIÓN: (((APRENDA A HABLAR CON DIOS)))
“Y todo lo que pidieres en oración, creyendo, lo recibiréis.” (Mateo 21:22)
                                                                                              
La oración es el medio que tenemos de comunicar nuestras necesidades a Dios, hablando directamente con El. ¿Pero cómo orar? ¿Cuál es el secreto para que la oración sea eficaz y no solamente un ritual religioso? No hay ninguna ley diciendo como debe ser una oración, pero existen algunas consignas que usted precisa saber sobre esa arma poderosa.

Primero, aprenda lo que no es la oración: Reza decorada no es oración. Repetir siempre las mismas palabras no es oración. Orar y hablar con Dios es como si estuviésemos hablando con un Rey y amigo. El lenguaje usado  en la oración debe ser natural para usted.

La oración viene de su mente, por eso no es algo decorado ni repetido como un robot. No es un rezo. Es decir lo que está sintiendo o pensando, de forma clara y sincera, por medio de una conversación inteligente con Dios.

Somos formados por tres partes: Cuerpo, Alma y Espíritu. El cuerpo es la parte física, que la gente puede tocar. El alma son nuestras emociones y voluntades. El espíritu es nuestra mente, nuestros pensamientos. Dios es Espíritu. Por eso, la comunicación con Él debe ser de nuestro espíritu directo para el Espíritu de Él. Eso es oración. Es su inteligencia conectada con la inteligencia de Dios.

Debemos orar y no para que la persona que está a nuestro lado pueda oír. No precisamos tener palabras bonitas para hablar. Dios quiere oír nuestra sinceridad, hasta porque El conoce nuestro corazón y nuestros pensamientos.

¿Recuerda cuando hablamos algunos meses atrás sobre Dios como un ser Omnipotente, Omnipresente, Omnisciente?
Omnipotente: Es tener todo el poder, Omnipresente: que está en todo lugar, Omnisciente: que todo lo sabe. Es para ese Dios que usted ora.

Y hace parte de la oración usar el nombre de Jesús. Cuando usamos ese nombre, estamos autorizados a representar al Señor Jesús, luego nuestra oración es oída, porque el Señor nos rescató para Dios. En ese nombre tenemos autoridad del propio Dios hasta para expulsar demonios.
El diablo no resiste al nombre de Jesús. Aunque usted se encuentre débil y sin condiciones de luchar contra el mal, si usa l nombre de Jesús, el diablo tiene que obedecer y salir, porque es como si fuera el propio Señor Jesús ordenando. Es por eso que el pastor, cuando va a expulsar un demonio ordena: En el nombre de Jesús, sale!!!, y el demonio sale.
No es una palabra mágica, es un nombre que tiene autoridad en el cielo, en la tierra, en todo lugar. Él es quien nos da acceso a Dios. Otra palabra muy usada en las oraciones es “Amen”, que significa: “Que así sea”. Al usarla usted está determinado que acontecerá aquello que su oración pidió en el nombre del Señor Jesús.

No acepte en su vida aquello que no tiene nada que ver con Dios. Dios quiere lo mejor para nosotros y Él nos da esas herramientas para conseguir materializar lo que Él quiere en nuestra vida.
Poe eso, no debemos aceptar aquello que no tiene nada que ver con Dios, o sea, usted no debe aceptar la derrota, la dolencia y destrucción en su familia. Y puede a través de la oración manifestar esa indignación.

Indignación no es rebelión, no es rebeldía. Indignación contra la situación (No es contra Dios). Es querer girar en dirección contraria a los problemas. Si su familia se está destruyendo, usted puede orar para que ella sea reconstruida. Usted puede entrar en el baño, cerrar la puerta y hacer una oración parecida con la que usted oye del pastor haciendo en la iglesia. No es solo el pastor que puede orar fuerte y ordenar al diablo que deje su familia. Usted también puede. Es solo usar el nombre de Jesús para representarlo. Como ni todo el mundo va a entender usted puede encontrar un lugar reservado como el baño para hacer esa oración. Y no es necesario gritar, puede hablar despacio. Hoy mismo haga una oración sin hablar en voz alta, hablando apenas dentro de su cabeza.
Lo importante es siempre usar el nombre de Jesús, en toda oración. Él es quien nos da acceso a Dios y autoridad sobre el mal.

Vea algunas formas de usar la oración:
Luego al despertar debemos presentar a Dios nuestro día para que todo salga bien. Al entregar nuestro en las manos de Dios, confiamos que todo lo que va a acontecer será mejor para nuestro bien. Al caer la noche, debemos agradecer por el día maravilloso que Dios nos proporcionó. A veces el día puede no haber sido bueno, pero no tenemos noción de lo que Dios nos libró.
Ese debe ser nuestro compromiso antes de irnos para la cama, pues si conseguimos llegar hasta allí, fue único, y exclusivamente porque nuestro Señor permitió. Ese es el pan nuestro de cada día, y hablar con Dios es oír Su dulce voz.

Antes de cada comida, debemos agradecer por la comida que recibimos y pedir a Dios que nunca falte el alimento en nuestra casa. Muchas personas no tienen que comer porque el espíritu de la miseria entro en la vida de ellas. Dios no es Dios de miseria, El promete que comeremos lo mejor.
Entonces si en su casa no tiene comida, usted puede indignarse contra el espíritu de la miseria y unirse a Dios para apartar ese mal de su vida. Puede tener certeza de que si usted hace una oración en el nombre de Jesús, creyendo en lo que usted está diciendo, ese espíritu maligno ira a salir y pronto su familia se va a recuperar. No desista, el diablo es como el piojo. ¿Usted ya tuvo piojos? Ni siempre salen todos en la primera vez que usa el remedio. Tiene que insistir, insistir hasta salir. Quien insiste es quien vence.

En nadie va a ser prejuicioso para librarse del piojo porque nadie que quede siendo picado por piojo será para siempre, ¿no es así? Así también nadie debe desistir de luchar contra el diablo y los demonios.
No tenga miedo del diablo. Si usted tiene un relacionamiento con Dios, tiene autoridad para luchar contra el diablo. Es normal que el más asuste a las personas, pero Dios es mucho más fuerte. Por eso tenemos que quedar junto a Él. Dios es un amigo muy allegado, es un amigo especial que usted tiene. Usted no deja de hablar con un amigo especial, ¿No? Por eso debe hacer de la oración un hábito diario. Ore tres veces al día como Daniel. ¿Recuerda de este año cuando hablamos de Daniel? La biblia dice que el oraba tres veces al día. Por eso la fe de él era tan fuerte, y él era tan amigo de Dios. Ellos conversaban todos los días. Si usted conversa con una persona buena todos los días, termina siendo amigo de esa persona. Dios no habla con las personas con una voz que dé para oír. Si usted oye voces, pida una oración fuerte, porque no es Dios hablando.

Tenemos que tener sensibilidad para entender cuando es Dios hablando. Y si usted tiene el hábito de la oración, desenvuelva esta sensibilidad. Usted va a saber que es Dios respondiendo y El tendrá ese acceso libre para usted. La palabra que viene de Dios, no derrumba a las personas, por lo contrario, la palabra que viene de Dios nos levanta, nos motiva, nos deja felices. Mismo cuando El tira nuestra oreja, no es de una manera negativa y destructiva, y si enseñando, para que nos tornemos mejores. La oración es el puente que conecta a usted con el Creador del universo.

La oración es un pasaporte para llegar al trono de Dios. Usted puede estar en su cuarto, mas por la fe, en su imaginación, transportarse al trono de Dios usando la oración. Es el puente, es aquello que une a usted con el Creador de todo el universo. ¿Ya pensó en eso? Usted tiene acceso directamente al Padre. ¿Quién le da ese acceso? El Señor Jesús. No se olvide

No se olvide que importante que es la oración que viene de la inteligencia. Ella no es repetición. Usted no comienza a conversar conmigo diciendo: -Tía yo quiero, yo quiero mucho, Tía, yo, quiero, yo quiero…no, no tendrá sentido alguno de hablar así. Sea directo y claro en aquello que usted quiere. En la oración no sirve solo para  pedir, ella también sirve para desahogarnos, o sea contar lo que pasa dentro de uno, lo que uno está sintiendo. Cuando nadie parece oírle, cuando nadie se interesa por lo que usted dice o usted siente en soledad, Dios quiere oír su voz. Él se interesa por usted y está a su lado. Usted no está solo. Puede usar ese canal tan importante para conversar con El como un gran amigo. Mire lo que la biblia dice sobre eso:

“Por nada andéis ansiosos, si no sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardara vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.” (Filipenses 4.6-7)

Entonces, todo lo que está dejando a usted ansioso, usted puede y debe llevarlo ante Dios en oración. Converse con El, entréguele todo, todo, todo.
Imagínese colocando todas sus ansiedades en el altar, delante de Dios, en cuanto habla con El todo aquello que le está causando ansiedad, ahí usted tiene la promesa de que la paz de Él va a guardar su corazón y su mente. La tranquilidad viene de estar en ese enseñamiento simple.

La oración también sirve para mantener nuestro corazón puro. ¿Recuerda que hablamos sobre eso?
Dios es Santo, por eso, no podemos convivir con El teniendo un corazón sucio por odio y pecado.
La oración sirve también para pedir perdón de los pecados. Todos los días debemos hacer esto, pidiendo perdón por los pecados que sabemos que cometimos y hasta por los que cometemos sin percibir. También necesitamos estar muy atentos para no distraernos durante el día al punto de no separar un momento para hablar con nuestro Dios querido. Necesitamos siempre recordar de colocarlo en el comando de cada cosa que hacemos, desde una simpe comida hasta aquella gran dificultad que enfrentamos en nuestra casa y en la escuela. Es eso que Él quiere, participar en todos los momentos de nuestra vida.

Existen personas que piensan que Dios solo se interesa por aquello que solo hacemos dentro de la iglesia y que somos despreciables por demás para que se importe con nosotros, o que Él tiene asuntos más importantes que resolver que estar preocupándose por nuestros pequeños problemas.
Dios no es limitado, no debemos limitarlo. El sí está preocupado con todo lo que acontece con nosotros, pero solo puede atendernos si lo invitamos. Por eso haga que El participe en toda su vida.

Quede atento para separar ese momento a solas con El. Vea lo que el Señor Jesús nos orienta sobre eso:
“Mas tú, cuando ores, entra en tu cuarto, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensara en público” (San Mateo 6.6)
                                                                            
La oración es un momento solo con Dios.
CONCLUSIÓN:
Debemos aproximarnos más a Dios por medio de la oración. Es importante también, no aceptar ningún mal en su vida, siempre reprenderlo en el nombre Poderoso del Señor Jesús.

OBSERVACIONES PARA LAS TÍAS:

Ø Hacer preguntas para los niños (las que colocamos abajo son sugestiones que pueden ser usadas, en tanto, la tía que conoce a los niños y está con ellos en la hora del aula, puede y debe crear sus propias preguntas, relacionadas al tema, para interactuar mejor con ellos y hacerlos pensar, aplicando la propia vida en lo que oyeron.

Ø Pedir testimonios (Es importante que los niños vean el resultado de lo que ha sido predicado) Así como el pastor muestra los testimonios de transformación de vida, es importante que la tía muestre también testimonios.

Ø Converse con los niños y vea que efecto han tenido las enseñanzas sobre ellos.

Usted se ira a sorprender de como el Espíritu Santo orientara su trabajo.

IMPORTANTE:
La tía debe orar con los niños, practicando lo que fue enseñado.

SUGESTION DE PREGUNTAS:
¿Que usted puede pedir para Dios en oración? ¿Qué es lo que le angustia tanto?
¿Quién ya vio el resultado de sus oraciones? (Esa pregunta será hecha todo el  mes, después de que los niños estuvieran participando de algunas de las aulas de enseñanza)

Ø Interactuar con los niños de acuerdo con las respuestas. Pedir dirección al Espíritu Santo. Saber dar ejemplos para los niños a cada día es recibir una enseñanza extra.

Los temas son mensajes, pero las tías deben enriquecerlos con ejemplos diariamente. Frases claves para el entendimiento de las aulas más pequeñas:

Ø La oración viene de la mente y no de u rezo decorado.
Ø Cuando usamos el nombre de Jesús, el diablo nos ve como si fuéramos el propio Jesús.
Ø No acepte en su vida aquello que no tiene nada que ver con Dios.
Ø Ore al despertar, entregando su día a Dios, ore antes de comer, agradeciendo por la comida, ore  antes de dormir, agradeciendo por su día.
Ø El diablo es como un piojo, combátalo hasta que el salga.
Ø No tenga miedo del diablo, Dios es más fuerte.
Ø Si usted es amigo de Dios, converse todos los días con El.
Ø La oración es el puente que conecta a usted con el Creador del universo.
Ø Desahóguese con Dios.
Ø Imagínese colocando todas sus preocupaciones en el altar, delante de Dios, en cuanto habla con El sobre todo aquello que está causando ansiedad.
Ø Dios quiere participar en todos los momentos de su vida.
Ø Pida perdón de sus pecados.

Ø La oración es un momento solas con Dios.

1 comentario:

  1. buenos dias soy de argntina y quisiera esta pagina de la oracion me la podrian mandar a mi correo?sandri_306@hotmail.com.ar

    ResponderEliminar

Titeres para La clase

NOEMI Y RUTH Coloboro EBI Casablanca