miércoles, 6 de julio de 2016

Mensaje para las educadoras

Hola mis queridas Educadoras y Consejeras

Es un placer poder compartir  con cada una de ustedes esta palabra  ya que estoy segura de que Dios hablará  con cada una de ustedes.
En una cierta ocasión, el Apóstol Pablo, miraba  el pueblo pelear entre si diciendo… YO SOY DE PABLO, y otros decían… YO SOY DE APOLOS.
Observando esta situación, el apóstol pablo dijo:
Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales? 
¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído, y eso según lo que a cada uno concedió el señor.
Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. Y el que planta y el que riega son una misma  cosa, aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. (1 Corintios 3 – 4 al 8)

Infelizmente hemos visto   que esta rivalidad ha ocurrido en la EBI, hay educadoras que aún tienen este espíritu, a veces por tener más tiempo de Obra, más tiempo de Educadora, piensa que es mejor que las demás y todo tiene que ser como ellas desean.
Quiero que cada una de ustedes comprenda  que todas nosotras somos parte del cuerpo de Cristo, y que cada una tenemos un valor muy especial para Dios.
Sea usted una Educadora titular o una Educadora auxiliar. Todo lo que hacemos es para que el Nombre del Señor Jesús sea glorificado.
Entienda, todo esto…. Educadora titular o Educadora auxiliar… Todo es título, lo que importa es la dedicación y el amor que usted ha puesto en  lo que usted hace en la EBI.
Más adelante el Apóstol Pablo nos muestra como debemos hacer nuestro trabajo para Dios:
Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. (1 Corintios 3 - 12 al 13)
Aquí el apóstol Pablo habla de varios tipos de obras:
La de oro, la de piedras preciosas, la de madera, la de heno, la de hojarasca.
Él también dice que la obra de cada uno será probada en el fuego y él termina diciendoaunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. (1 Corintios 3 - 8)

Todo lo que hacemos en la Iglesia es necesario y muy importante, pero nuestro galardón será basado en las almas que ganamos (estas son las obras de oro y de piedras preciosas).
No importa cuántos baños usted limpio, cuantas veces usted dejo la EBI organizada, cuantas veces usted limpió el altar de la iglesia etc… (Obras de madera). Entienda, que todo eso es muy importante, pero  la  pregunta que hará  Nuestro Señor cuando llegue  el gran día será ¿CUANTAS ALMAS USTED GANÓ PARA MÍ?
Amigas, tenemos que priorizar en  lo  más importante que es  Ganar Almas, sin mirar para lo que las demás están haciendo, cada una recibirá la recompensa según sus obras.
De pronto a su alrededor hay personas que ganan créditos por lo que usted hace…. Tranquila, en el Tribunal de Cristo… cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. (1 Corintios 3 - 8)
No espere recompensa del hombre, enfóquese  en ganar almas, dar un buen ejemplo para los demás, tener buenos ojos, un corazón amoroso y el principal, estar siempre a los pies del Señor Jesús, pues es Él que nos sustenta y nos inspira a ser siempre mejores.
No importa quién es usted, Dios nos llamó para ganar almas. Él cuenta con usted.
Dios las bendiga, Besitos a todas
Coordinadora Amazilia dos Santos.








4 comentarios:

  1. Es muy fuerte. No podemos estar preocupados con tener muchos títulos sino con ganar almas y tratándose de los niños más aún... Me encantó este mensaje.

    ResponderEliminar
  2. Es muy fuerte. No podemos estar preocupados con tener muchos títulos sino con ganar almas y tratándose de los niños más aún... Me encantó este mensaje.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Excelente mensaje señora amazilia,esta palabra nos sirve para que cada una de nosotras haga una reflexión de como a sido nuestro trabajo en la ebi y en el GF teen,Nunca podemos olvidar que nuestra unica misión y la mayor prioridad es salvar el alma de cada niño y preadolescente para Dios.Solo lo lograremos si todas las educadoras y consejeras trabajamos con amor,entrega y dedicacion,esta es la clave para nunca perder el enfoque de nuestro objetivo de que sean salvos.Recordemos que cada una recibirá su galardón por parte de Dios,porque es el quien conoce nuestro corazón y la verdaderas intenciones de nuestro trabajo.

    ResponderEliminar

MARCO PARA COLGAR

Queridas educadoras, tenemos esta sugerencia como recuerdo, se trata de una imagen que pegamos sobre fomi y colocamos un listón para que l...