sábado, 3 de septiembre de 2016

Tema del Mes


Lección: Frutos de la Carne
Objetivo: Enseñar a los niños que determinadas actitudes entristecen al Espíritu Santo

Actitudes que entristecen al Espíritu Santo

“Manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lujuria, 20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, divisiones, herejías,21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a éstas. En cuanto a esto, os advierto, como ya os he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. ” (Gálatas 5 19-21)

¿Usted estaría al lado de un amigo que hace todo lo que a usted no le gusta? Todo lo que usted piensa que una persona no debería hacer, él hace. Y todo lo que usted cree que una persona debería hacer él no hace. ¿Qué conversación usted tendría con ese amigo? Rápidamente la amistad de ustedes se acabaría y así se separarían. De la misma forma cuando hacemos a aquello que no agrada a Dios permaneciendo en caminos errados aborreciéndolo a Él, desobedeciendo a su voluntad y sus enseñanzas estamos apartándonos dé El. ¿Recuerda que en el mes pasado hablamos sobre la protección de Dios y comentamos que cada árbol da su fruto, y que jamás conseguiríamos recoger bananas de un árbol de coco? La Biblia nos habla de las obras de la carne que son los frutos que vemos en los que todavía no nacieron de Dios. La carne es la voluntad del corazón, los impulsos de nuestra naturaleza que fue marcado por el pecado de Adán y Eva. Quien no nació de Dios todavía está sujeto a las consecuencias de aquel error y por lo tanto condenado a la muerte eterna. Sólo cuando se entrega subida al Señor Jesús es que la persona consigue tener una nueva vida. Por lo tanto para que nazca una nueva criatura la vieja criatura debe morir.

Estas son las actitudes que deben morir para que las nuevas actitudes puedan hacer:

Prostitución
Dios creó al hombre y a la mujer, él hizo el matrimonio y separó algunas tareas para que fueran hechas solamente por el esposo y algunas por la esposa.
Cuando el hombre y la mujer duermen juntos es una representación de la alianza que hicieron en el altar cuando se casaron, pero eso es reservado sólo para los casados, cuando este acto es realizado fuera del casamiento la Biblia lo considera prostitución.
Hoy, en el mundo, todo este desorden las personas lo ven como algo natural; lo que no es natural. Para agradar a Dios, Decida dejar las cosas de adulto para cuando usted crezca, No entre en la conversación del mundo de que la vida gira en torno del noviazgo y ya.
La relación entre el hombre y la mujer fue creada por Dios como objetivo de casarse y ser llevado en serio. Por ejemplo si usted no se va a casar a los once años no tiene sentido quedar de novio a los once años, se han niño en cuanto pueda ser niño.

Impureza
Dios es puro, Para andar con el tenemos que ser puros también, mirar el lado bueno de las personas y de las situaciones. Confiar en él en todo el tiempo ser sinceros, no tener malicia, ni maldad.

Lascivia
Usted enciende el televisor y puede observar esta situación directamente. La mayoría de las canciones, propagandas, películas y novelas incentivan a la sensualidad. Hoy, los niños entienden cosas que los niños de antes no entendían y despertando deseos malos. Y eso no es bueno. Porque todo tiene su tiempo. Algunas cosas no son buenas ni para los adultos cuanto menos para los niños.
Tome cuidado con lo que escucha porque eso está alimentando su mente. Cuidado con el uso de la internet porque puede tener contenido que ni los adultos deberían ver. La cabeza no es una caja de basuras.

Idolatría
Idolatría es colocar a alguien o alguna cosa en el lugar de Dios. Cuando las personas se arrodillan delante de las imágenes están practicando idolatría. Nuestro Dios nos dejó un mandamiento: “No tendrás dioses ajenos delante de mí. No te harás imagen ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas ni las honrarás, porque yo soy Jehová, tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia por millares a los que me aman y guardan mis mandamientos. (Éxodo 20.3-6) Vea como vale la pena amar a Dios y obedecerle. Para tener la misericordia del en nuestra vida vale la pena cualquier sacrificio. Y no es difícil conseguir eso basta amarlo, obedecerlo pues el amor de boca para afuera no vale nada, Tiene que ser demostrado con actitudes.
Quien adora descontroladamente una banda, un artista o a alguien de su familia, al punto de colocar a esa persona en el centro su vida también está practicando idolatría. Solo existe un Dios, el Dios de la Biblia, Dios vivo y verdadero. Los otros que las personas adoran son falsos dioses, la Biblia dice que el diablo se disfraza de Ángel de luz para engañar a las personas. El diablo era un ángel antiguamente antes de que Dios creara el mundo, Pero el alimento el orgullo dentro de el, tuvo envidia de Dios y quería ser adorado. Aquel orgullo y envidia que surgió dentro de él se transformo en una especie de enfermedad contagiosa y peligrosísima que amenazaba en destruir completamente todo lo que era bueno. Él consiguió contaminar un tercio de los ángeles, pero Dios lo expulsó del cielo antes de que hiciera más problemas. El fue el que se convirtió en diablo. No existe nada bueno en él y él es culpable de toda la maldad. Hasta hoy el busca ser adorado y destruye la vida y el alma de todos los que lo idolatran. El intenta engañar a las personas apareciendo como una cosa buena, pero el objetivo de él es tomar el lugar de Dios en la vida de las personas para destruirlo todo. El diablo sabe que si usted coloca en otro lugar a Dios, el mismo se apartará de usted y usted se convertirá en una presa fácil para el mal y tendrá un vacío dentro de su corazón. Por eso, adore solamente a Dios y certifique que Él está en el centro de su vida.

Hechicería
Cuando realizan rituales para espíritus e invocan espíritus que ellos creen que son de personas que ya murieron. Pero no lo son, Porque la Biblia dice que los que murieron no pueden volver, entonces son demonios que engañan a las personas haciéndose pasar por los que ya murieron, esta práctica se chama hechicería. Al contrario de lo que mucha gente cree, hoy la hechicería no es una cosa legal, es un engaño. La hechicería es pedirle al diablo ayuda, ya que nos odia y nos quiere destruir, no es nada inteligente. La Biblia habla de que la rebelión es cómo el pecado de hechicería y la terquedad como la idolatría (1 Samuel 15.23). Entonces, la rebeldía y la terquedad estén incluidas en esa lista de obras de la carne. Lo que agrada a Dios es la obediencia, que sirve como antídoto para la rebeldía y la terquedad. ¿Ya lo pensó? ¿Cuando usted es rebelde, desobedece a sus padres, es como si estuviera invocando un demonio?, con seguridad no es eso lo que usted espera para su vida y su casa, ¿no es así? En cuanto usted sea terco con sus padres , profesores y hagan berrinche por qué no hicieron su voluntad , o se resistan a obedecer , es como si estuviera invocando una imagen, para que usted vea como es realmente serio, vale la pena esforzarse para no hacer estas cosas. Aunque no somos perfectos, Dios ve en nosotros el empeño de querer mejorar.

Enemistades
Quien es de Dios no crea enemistades con otras personas, las personas que hacen cosas malas sólo actúan de esta manera porque el mal existe en este mundo. El causador del mal es el diablo y no las personas, ellas son apenas usadas por el mismo, que una persona no le agrademos no podemos retribuirle de la misma manera. El Señor Jesús nos enseña que tenemos que amar aquellos que nos odian y orar por aquellos que nos persiguen si queremos agradar a Dios, mire lo que él dice: “Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os odian y orad por los que os ultrajan y os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos y llover sobre justos e injustos”. (San Mateo 5.44-45)

Peleas
Pelear con terquedad acompañada de la discusión. Su Madre le da un consejo a usted, pero usted termina en no obedecer y encima discute con ella. Por ejemplo. Quedar insistiendo en algo es muy feo porque lo lleva a usted a desobedecer. Lo cierto es respirar hondo y entender que hay que cambiar de idea y obedecer, porque eso agrada a Dios, porque eso hará de usted una nueva criatura. Dios quiere lo mejor para nosotros, así como las personas que cuidan de nosotros.

Celos
Los celos son sentimientos de egoísmo, si usted tiene celos de su padre, si usted queda con rabia si el abraza a su hermano, por ejemplo. Si tiene celos de los juguetes, no quiere que nadie juegue con ellos y queda con rabia de quien los toca. Usted no necesita quedar con miedo de perder a las personas a quien usted quiere. En cuanto a los juguetes que usted tiene y esas cosas que usted posee, Dios nos enseña a compartir. En el reino de Dios quien da recibe, Esta escrito que el alma generosa prosperará y quien diera de beber será saciado (Proverbios 11.25) Así es, quien da recibe, el propio Señor Jesús dice eso, la Biblia entera dice eso. El secreto para tener siempre más generosidad es ayudar y ser ayudado, amar y ser amado, dar atención y recibir atención, aunque la retribución no sea en el momento o no sea que venga de la persona que lo recibió, tenga certeza de que ella vendrá. Porque está escrito. Ya en relación a las personas que usted ama, sepa que en algún lugar, en la vida hay alguien que lo ama de verdad y nunca será reemplazado por nadie. Busque conocer el amor de Dios para aprender a liberarse de toda inseguridad y del medio.

Discordias
Discordia significa estar irritado, peleando con los otros por no concordar con ellos, si usted explota por cualquier cosa, no consigue controlar su rabia, tiene alguna cosa equivocada. En este caso el dominio propio dado por el espíritu Santo es esencial. Él nos ayuda a controlar el enojo. A reaccionar aunque la gente quede enojada, no pelee, no extienda el problema. Cuanto más usted pelea, peor será, ¿ya escuchó el dicho que dice cuando uno no quiere, dos no pelean? El malgenio es como un monstruo bien feo que crece cuando uno lo alimenta con sentimientos y pensamientos equivocados. Cada vez que alguien hace alguna cosa equivocada en contra de usted y usted queda pensando todo el tiempo, usted alimenta el malgenio, el odio. Si usted decide no alimentar ese monstruo feo él no va a crecer, Ore por la persona y Dios le va a defender, después sólo piensen en cosas buenas.

Disensiones
La pelea que comienza con la diferencia de opinión termina en una discusión de palabras no para querer resolver más para probar que está cierto, es la típica persona que queda todo el tiempo gritando y creando enemistades porque sólo le importa su propia opinión. Esto sucede con los niños que quedan todo el tiempo discutiendo con un hermano para probar que está en lo correcto y termina creando una pelea que no necesitaba acontecer. Esto destruye la armonía que debería existir, Dios ama la armonía, el orden, la disciplina, la organización, la amistad y el compañerismo. El diablo es el único que le gusta la confusión, la enemistad, las peleas y el odio. Al diablo le encantan todas las cosas malas que nada tienen que ver con Dios. Todo lo que hace caer a las personas viene del diablo.
Herejías
¿Ya prestó atención en las noticias cuando hablan que existen bandidos, criminales que hacen acciones criminales? Este acto no es el único tipo de herejía. Ser hereje es cuando usted integra un grupo que ataca maliciosamente alguien. Por ejemplo cuando usted y sus amigos practican bullying contra un compañerito, planeando juegos maliciosos que lo perjudican. Esto es muy malo, no tiene nada que ver con Dios, esto agrada al diablo porque por medio de este acto satanás puede perjudicar su vida. Si somos hijos de Dios tenemos que parecernos a Él, El ama las personas y no las maltrata. Quien practica la herejía y maltrata a las personas es el diablo. Usted no es hijo del diablo entonces no acepte parecerse a él. Esfuércese para cambiar sus actitudes y sus reacciones a partir de hoy.

Envidia
Estar enojado por alguien que tiene algunas cosas que usted no posee y tener el deseo de que ella pierda, sólo porque usted no tiene esto es envidia. Cuando su compañero tiene un juguete muy bonito y usted está enojado con él por esa causa, ese sentimiento se llama envidia, no siempre se percibe. Muchas veces ese sentimiento se manifiesta por medio de un enojo contra alguien, aparentemente sin motivo. A usted no le gusta la cara de la persona y siente mucho enojo, le da la voluntad de que ella pierda lo que tiene, Este acto ensucia el corazón Y hace que usted se torne en una persona peor, porque no consigue valorar lo que tiene. Lo correcto es estar contento cuando vemos a un amigo feliz, cuando él tiene algo que nosotros nos gustaría tener, estamos alegres por él, esto nos mantiene bien con Dios. El diablo sintió envidia de Dios y ese sentimiento hizo que el dejara de ser un ángel bonito y especial y se volviera horroroso, un monstruo lleno de maldad. El diablo incentiva a las personas para que tengan envidia para que sean parecidas a él y se aparten de Dios. La envidia corrompe a la gente por dentro, igual que el odio y el malgenio. La persona envidiosa pierde su belleza y no consigue ser feliz. Podemos escoger no sentir envidia y es posible controlar nuestros sentimientos. Todas esas malas aptitudes nos hacen terminar en peleas y contiendas. Son actitudes comunes del mundo porque las personas viven guiadas por el corazón, por los impulsos de la carne. Todo eso de acuerdo con la palabra de Dios viene del diablo, por esa razón aquellos que son de Dios y quieren tener una relación seria con el deben esforzarse para abandonar esas prácticas y eso es posible.

Quien es de Dios sacrifica sus deseos equivocados Note que la Biblia dice que quien vive practicando estas cosas y creyendo que es normal no puede heredarán el reino de Dios. No va a andar con Dios en este mundo y no ira para el cielo. Esto es algo muy serio nuestra salvación está en juego. Existe una salida: “Y los que son de Cristo Jesús crucificaron la carne con sus pasiones y deseos”. (Gálatas 5.24). Quien es de Dios sacrifica sus deseos equivocados, entregando todo para Dios y dejando de pensar en esas cosas, de practicar esas malas actitudes, negando su carne. Cuide en lo que ve por internet, lo que ve en la televisión, aquello que oye por ahí, elija bien lo que entra en su mente. Aparte de su vida todo el contenido que usted sabe que no agrada a Dios y todo lo que lleva a usted a las obras de la carne. Lo contrario de la carne es el espíritu que es Dios dentro de nosotros y a continuación dice el texto bíblico lo siguiente: “Más el fruto del espíritu es el amor, la alegría, la paz, longanimidad, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre y el dominio propio. Contra tales cosas no hay ley”. (Gálatas 5.22 -23) Existe una alternativa para las obras de la carne, cuando dejamos de practicar las cosas malas, debemos sustituirla por las cosas buenas. Busque el Espíritu Santo para que pueda tener a Dios dentro de usted y reciba fuerzas para cambiar sus hábitos y su carácter. Un hábito es lo que la gente hace todos los días. Está lista es un antídoto y el veneno de la lista anterior y eso es lo que debemos encontrar en los que dicen tener el espíritu de Dios.

Como saber si usted tiene el Espíritu Santo
Si esos ítems hacen parte de su carácter, usted realmente tiene el Espíritu Santo. Si no hicieren parte de usted, debe buscar, porque aun no tiene el Espíritu Santo y esa lista define las características del fruto del Espíritu. No son varios frutos, es uno solo. Entonces todas esas características deben estar presentes, perciba que no tiene ningún ritual religioso en esa lista, son apenas actitudes que demuestran el carácter de la persona que la práctica. ¿Recuerda que el mes pasado hablamos que el corazón tiene que estar puro para que el Espíritu Santo pueda habitar? Entonces si usted quiere el Espíritu Santo, precisa limpiar su corazón de todo odio, de toda envidia, de toda maldad, falsedad y de todo pecado. El Espíritu Santo es como un agua pura. Nadie coloca agua pura en un vaso sucio para beber. Entonces, limpie su corazón para que él pueda entrar y transformar a usted en una fuente de esa agua de poder. El Espíritu Santo es una fuente de poder para vencer todas las dificultades y también para ayudar a los otros. Recibirlo es tener el poder que pocas personas tienen en este mundo y que nada halla fuera nos lo puede dar. Es algo realmente sobrenatural, porque el propio Dios viviendo dentro de una persona haciéndonos entender el mundo con otros ojos. Mas para eso, debemos apartarnos al máximo posible de las actitudes de la primera lista o sea de las obras de la carne. Descubrir que usted tiene mucho que ver con la primera lista de que con la segunda no debe ser motivo para desanimarse o desistir creyendo que nunca va a conseguir cambiar. Por lo contrario Descubrir eso debe hacer que usted quede indignado contra esa situación y decida tornarse una nueva persona haciendo un pacto con el Señor Jesús para conseguir vencer esa la batalla. No es fácil negar la carne, pero el que se entrega para Dios de cuerpo, alma y Espíritu lo consigue. No es automático o en un acto de magia. Tenemos que trabajar, una lucha contra nuestros deseos y voluntades pero vamos a vencer todas las luchas. El Señor Jesús compró en la cruz del calvario esa pelea por toda la humanidad. El venció la muerte, para que tengamos una verdadera vida. Cuando usted ama Dios, usted se esfuerza al máximo para mantenerse dentro del camino que construyo para nosotros. Usted lo busca con todas sus fuerzas para mantenerse conectado a él por medio de esa fe. Más allá de que esto sea difícil, principalmente en el comienzo, porque el niño primero desenvuelve la carne, las emociones y las voluntades para después Descubrir que tiene un espíritu. Pero usted está aprendiendo esto temprano y teniendo la oportunidad de fortalecer la parte más importante de usted: Su espíritu, su interior. Esto hará con que usted sea un adulto mucho más maduro, una persona mucho mejor. Y que el mundo tiene para ofrecer, usted acaba de encontrar un futuro de felicidad, la estabilidad y la inteligencia en el Señor Jesús.

Conclusión
Es necesario realmente buscarlo y estar cerca a él para permanecer en la fe. Y amar más a Dios de que el mundo.

Observaciones para las Educadoras 
 Educadora, estos asuntos deben ser tomados porque el mundo no tiene escrúpulos para pasar la visión distorsionada sobre la sexualidad para los niños, entonces tenemos que encontrar una forma de explicar cuál es la visión de Dios sobre este asunto. Use del buen razonamiento de acuerdo con la edad de los niños. Los pequeños precisan de un lenguaje y una forma de aprendizaje diferente de los mayores. Hable con naturalidad y haga preguntas, así usted conseguirá tener una idea de cómo están ellos por dentro sobre esos asuntos y va a tener sensibilidad para entenderlos de forma natural y espiritual. Es posible conducir la clase respondiendo las preguntas de los propios niños al respecto de lo que no es agradable a Dios.  Deje claro que esta lista no es una lista de reglas para exponer a nadie delante de los demás. A Dios le gusta aquellas cosas que nos hacen bien y no le gusta las que nos hacen mal. Es importante que ellos entiendan no apenas aquello que deben evitar del comportamiento y si también el porqué.  Hacer peguntas a los niños (Las que colocamos abajo son solo sugerencias que pueden ser usadas, pero la educadora, que conoce a los niños y está con ellos a la hora de la clase, puede y debe crear sus propias preguntas, relacionadas al tema, para interactuar mejor con ellos y hacerlos pensar, aplicando la propia vida acerca de lo que oyeron).  Pedir testimonios, (Es importante que los niños vean el resultado de lo que ha sido predicado. Así como el pastor muestra los testimonios de transformación de vida, también es importante que la educadora muestre también testimonios. Converse con los niños y vea lo que las enseñanzas han surgido como efecto en la vida de ellos. Usted se irá a sorprender de como el Espíritu Santo le guiara en su trabajo.)

Invitar a los niños hacer un pacto con Dios. Buscar el Espíritu Santo con los niños.

Preguntas
1: ¿Por qué usted no debe practicar los frutos de las obras de la carne?
2: ¿Que usted hace cuando su carne quiere pecar en contra de Dios?
3: ¿Cuál debe ser sus sentimientos por los frutos de la carne?

Educadoras y consejeras Comparen las respuestas entre los niños y los Teens de acuerdo con el ejemplo de las respuestas de abajo.

Respuestas
1- Porque me aparta de Dios. Porque él es Santo
2- Oro, vigilo y huyo del mal, pidiendo siempre ayuda a Él.
3- Dar odio a todo lo que viene del maligno, el diablo

¿Quién practicaba las obras de la carne después de que hoyo, consiguió cambiar sus actitudes? (Esa pregunta debe de ser echa a lo largo del mes, después de que los niños hayan asistido alguna de las clases).

OBS: Interactuar con los niños y con los teens, de acuerdo con las respuestas. Pedir dirección al Espíritu Santo. Los temas son mensuales, pero las educadoras deben enriquecerlos con los ejemplo diariamente.

Frases claves para dirigir las clases de los niños pequeños: Nos apartamos de Dios cuando hacemos cosas desagradables a él. Solo cuando entrega su vida al Señor Jesús es que la persona pasa a tener una nueva vida. Para nacer en una nueva criatura, la vieja criatura debe morir. La persona envidiosa no es feliz. Las obras de la carne nos aproximan al diablo. Al diablo le gusta la confusión, enemistad, peleas, odio. Quien es de Jesús sacrifica sus deseos errados Elija bien lo que entra en su mente, como las páginas de internet y videos. Deje de practicar las cosas malas y sustituya por las cosas buenas, el fruto del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es una fuente de poder. Haga un pacto con Dios. Quien se entrega para Dios vence las luchas, pues Jesús compro nuestra pelea. Fortalezca su Espíritu para ser un adulto de sucesos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARCO PARA COLGAR

Queridas educadoras, tenemos esta sugerencia como recuerdo, se trata de una imagen que pegamos sobre fomi y colocamos un listón para que l...