Ir al contenido principal

Niños de fe

Meditemos sobre cómo fue nuestro año. Analicémonos para ver si logramos vencer las dificultades y si crecimos como personas.
Dios nos eligió para ser parte de Sus planes y volvernos grandes. Pero para eso tenemos que actuar, no aceptar la situación problemática que estamos viviendo y aprender a enfrentarlas mediante la fe.
Gedeón era un hombre indignado con su situación.
¡Presten atención! Él no era rebelde, sino que no aceptaba la situación que pasaba el pueblo. El rebelde es desobediente, el indignado es quien no acepta la situación.
Si ustedes están pasando por un problema, no se resignen, luchen, indígnense contra eso. Muestren su confianza en Dios con actitudes, como lo hizo Gedeón, para que puedan ser exitosos.
Dios nos creó no solo para que estemos dentro de la iglesia oyendo Su Palabra, sino para hacer la diferencia.
¡Feliz año nuevo, hombre valiente, el Señor es contigo!



Comentarios

Entradas populares de este blog

COMO GLORIFICAR A DIOS CON NUESTRO CUERPO

Cada día que pasa es mas difícil guardar nuestra vida para glorificar a nuestro Dios, no es una tarea fácil, pero si amamos nuestro señor, mas que todas las cosas siempre estaremos dispuestos a sacrificar nuestras voluntades para agradarlo a él,  como por ejemplo cuidar del cuerpo que el nos ha dado, pues nuestro cuerpo fue Dios quien nos dio, para que lo cuidemos, ya que el deseo de Dios es  habitar en nosotros.  Usted y yo somos libres para hacer muchas cosas, pero todas esas cosas ni siempre son la voluntad de Dios, y traen consecuencias muy tristes.Cabe a cada uno pensar si lo que hacemos o vamos a hacer, glorifica a Dios. sabemos que Dios habita en un corazón limpio, pero como glorificarlo con mi cuerpo? cuando NO permito que mi cuerpo sea tatuado con imágenes, o piercing pues quién me mire a mí no va a ver una persona de Dios y si una persona del mundo, ya que el tatuaje y el piercing  es un invento del mundo, con el fin de que nosotros no le demos gloria a Dios.Cuando cuido mi man…

DIBUJOS Y CANCION PARA LA CLASE - LA OBEDIENCIA DE ABRAHAM