miércoles, 2 de octubre de 2013

UNIDAD 1 OCTUBRE



 LOS LEPROSOS VALIENTES

LA BIBLIA cuenta la historia de cuatro leprosos de Samaria. Niños, la lepra es una enfermedad muy grave, pues deja todo el cuerpo lleno de heridas y es contagiosa, o sea, se puede pasar para otras personas, y lo peor de todo es que, en aquella época no había cura. Por causa de eso, quien tenía esa enfermedad debería ser separado de todo y de todos, e las personas tenían miedo de convivir con los leprosos.

A pesar de ser leproso, la situación no estaba buena en la ciudad de aquellos cuatro hombres, pues un ejército enemigo la cercó y faltaba muchas cosas, hasta comida, por eso la mayoría de los moradores estaban pasando hambre. Ocurrió que, un cierto día, los leprosos estaban en la entrada de la ciudad, cuando tuvieron una excelente y valiente idea, una idea peligrosa, pero que podría cambiar la situación de ellos. Ellos se dijeron:

-¿Por qué nos quedamos sentados esperando la muerte? No vale la pena entrar en la ciudad porque allí moriríamos de hambre; pero, si nos quedamos
aquí, también moriremos. Vamos entonces al campamento de los sirios. Si ellos no dejan vivir, quedaremos vivos; si nos matan, bien, vamos a morir de cualquier forma.

Clase, los sirios eran justamente el pueblo que había entrado en la ciudad de Samaria, o sea, eran los enemigos de aquellos leprosos. ¿Sera que ellos dejarían los cuatro que comieran y que se quedaren allí con ellos? (espere la participación). ¿Saben lo que ocurrió? Cuando comenzó a oscurecer, los cuatro leprosos fueron hasta la entrada del campamento adonde los sirios estaban viviendo y, al llegar allí, no vieron a nadie.

Niños, el campamento estaba vacío, porque mientras los leprosos iban hasta aquel lugar, Dios hizo con que los sirios oyesen un ruido que parecía ser de un grane ejercito, con caballos y carros de guerra. Los sirios pensaron que el rey de Israel había tomado los ejércitos de otros reinos para atacar el campamento de ellos, entonces ellos huyeron dejando todo para atrás. Los leprosos fueron entrando en varias cabañas, adonde comieron, bebieron, tomaron la plata, el oro, ropas y todo que los enemigos habías dejado. Después de eso, los leprosos volvieron para la ciudad de Samaria y avisaron al rey que el campamento estaba abandonado y que había mucha comida y riquezas para el pueblo.


 CONCLUSION

Por causa de aquellos cuatro leprosos, el pueblo de Samaria fue salvo por hambre, pues Dios se manifestó en el momento que ellos tuvieron la actitud valiente. En Salmo 3.5 está escrito: Cuando confiamos en Dios vivimos tranquilos y no tenemos miedo de nada, ¡amén!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARCO PARA COLGAR

Queridas educadoras, tenemos esta sugerencia como recuerdo, se trata de una imagen que pegamos sobre fomi y colocamos un listón para que l...