sábado, 8 de febrero de 2014

LA CAIDA DE SAULO

Saulo era un hombre religioso que le gustaba perseguir a los cristianos por que no creía lo que ellos predicaban. Cuando Esteban fue apedreado, el presencio y estaba de acuerdo con todo. Saulo buscaba acabar con la Iglesia de Jesús. Entraba de casa en casa, para arrestar a hombres y mujeres, y llevarlos a la cárcel. Vean, niños, como este joven Saulo era malo y cruel.
Un día, el decidió ir para la ciudad de Damasco para tomar una autorización con los sacerdotes para arrestar a los cristianos. El siempre buscaba un
 
motivo más para perseguir a los seguidores de Jesús. Cuando estaba a camino, una fuerte luz ilumino sus ojos al punto de hacerlo caer. De repente, el escucho una voz diciendo: ¿"Saulo, Saulo, porque Me persigues?" El, no consiguió reconocer la voz, y pregunto quién era. ¿Saben quién estaba hablando con Saulo, niños? Jesús.
El no reconoció Su voz porque realmente no Lo conocía. Jesús amaba a Saulo como ama a todos nosotros, mismo siendo pecadores, y tenía un plan en la vida de él. David era un simple pastor de ovejas. El pastoreaba las ovejas de su padre con dedicación y mucho amor. Dios no tuvo dudas al escogerlo para ser el rey de Israel, pues alguien tan celoso y cuidadoso con las ovejas actuaria de la misma manera con su pueblo.
Saulo nunca había visto a Jesús, ni siquiera lo conocía, ¿como podía perseguirlo? Pero Jesús le explico que cuando el perseguía un cristiano, estaba persiguiéndolo a El. Los compañeros de viaje que estaban con Saulo quedaron sorprendidos y mudos, porque oían una voz, pero no conseguían ver nada. Ah! Que grande susto debe haberse llevado Saulo al oír aquellas palabras. En el mismos instante el entendió que Jesús Cristo murió para librarnos del pecado, resucito y está vivo. Saulo entendió que Jesús era el único Camino para la salvación, Lo acepto de corazón y fue totalmente transformado. La luz en los ojos de Saulo fue tan fuerte que el no conseguía ver nada y quedo así por tres días.
Los amigos de Saulo lo agarraron de las manos y lo llevaron a la ciudad de Damasco. El Señor Jesús hablo con Ananías, uno de sus discípulos, para que fuese a la casa de Judas al encuentro de Saulo para curar su suegra. Ananías quedo asustado, pues escucho hablar de las maldades que Saulo cometía con los cristianos, pero el Señor Jesús le explico para el que Saulo ahora era un hombre transformado, y que iría a hablar de El para otras personas. ¿Qué gran transformación ocurrió en la vida de Saulo, no es cierto niños? El, que tanto persiguió a los cristianos, ahora amaba y
deseaba hacer también la voluntad de Dios. Jesús transformo totalmente su vida. Después de que Ananías se fue, Saulo luego corrió a hablar de Jesús para otras personas. Por causa de eso, el también pasó a ser perseguido y tuvo que huir de la ciudad, lo bajaron por el muro en una canasta, pero lo hizo con alegría. Niños Jesús transformo el corazón de Saulo, y el, de perseguidor, paso a ser perseguido por amor a Jesús.

Conclusión Cuando entregamos nuestra vida para Jesús, somos totalmente transformados y pasamos a ser convertido y nos tornamos hijos de Dios. Saulo, aquel que hacia cosas horribles con los cristianos, ahora entendía por qué ellos insistían tanto en anunciar a Jesús como Salvador, sin miedo a ser perseguidos: Porque la alegría de salvación inundaba sus corazones. Jesús lo perdono de todas las cosas equivocadas que había cometido, y el paso a vivir una nueva vida.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

MARCO PARA COLGAR

Queridas educadoras, tenemos esta sugerencia como recuerdo, se trata de una imagen que pegamos sobre fomi y colocamos un listón para que l...